PRIMER PREMIO -GRUPO AVANZADO-SABADELL BALLA ORIENTAL

martes, 8 de julio de 2014

EXTREDANZA: "El lugar donde el arte se convierte en un sueño palpable"

“El lugar donde el arte se convierte en un sueño palpable”

extredanzaGemma Marti
Bailarina en  Nefershu Lotus Company





Extredanza ha sido para mí un intenso y apasionante fin de semana.
El aire que respirábamos estaba llenito de ARTE, en cualquier rincón
te encontrabas con una guitarra o un cajón flamenco, o con bailarinas
ensayando su papel. Con maestros, amigos…¡ARTISTAS!
 Arte, arte, y más arte. Hasta el cocinero tenía
mucho arte cocinando!
En esta edición no he tenido tiempo de apuntarme a muchos talleres, pero puedo decir,
 que el taller que hice de “flamenco-creativo” con Jesús Custodio superó todas mis
expectativas. Porque sin tener ni idea de flamenco, Jesús consiguió que viviéramos
el flamenco, que nuestros sentidos se agudizaran para disfrutar al máximo de toda
la creatividad que anidaba en cada uno de nosotros. Consiguió que tocáramos
las palmas, que zapateáramos y que bailáramos sintiéndonos un poquito más flamencas.
Mucho arte, mucho, mucho arte!!!!
    Gracias a los talleres de Extredanza he aprendido a respirar, a que el movimiento 
    fluya libre, a conectar con los demás bailarines encima y fuera de un escenario, 
    a sentir mi propio baile y el de los demás también, y unir esa sensación 
    es … sencillamente… BRUTAL.
La esencia de este encuentro son “las personas”. Estar rodeada de maestros que
trabajan por amor incondicional hacia este arte, de compañeros que inundan
 con su arte cada rincón porque si, sin un motivo en concreto, sino porque
les apetece cantar, o bailar, o tocar una pieza musical…eso ya es increíble. 
Pero claro, si además resulta que estás en un lugar maravilloso de España,
rodeada de naturaleza y gente súper abierta y entregada, todo eso se multiplica
 por 1000 y el éxito es arrollador.
El bailarín del siglo XXI
    Creo que el bailarín del siglo XXI está cambiando, cada vez estamos más abiertos a 
    la emoción, al sentimiento. Quizás el baile es como una “terapia” para huir 
    de la sociedad tecnológica e inhumana en la que vivimos.  La debilidad pienso 
    que sería  que se estudia demasiado la técnica y no se deja lugar para la 
    improvisación, pero la fortaleza es que , gracias a maestros como en Extredanza,
     el bailarín del siglo XXI  aprende a unir técnica y sentimiento, su fortaleza es que
     cada vez mayor,  experimenta con las emociones y con una puesta en escena más 
    real y menos “mecanizada”.  Es una necesidad… huir de la mecánica y bailar la
     auténtica esencia del ser humano.
    Humildad, compañerismo, afán de superación,  estudiar y estudiar siempre, 
    sin descanso, y disciplinas diferentes. Llorar, reir, saltar, luchar, bailar! 
     Y disciplina, con su cuerpo, con su danza, con su alimentación,  y con su vida.
     Eso es lo que debe tener y ser un buen bailarín.
Para mí una danza de calidad no es la ejecución perfecta de una coreografía,
 para mí una danza de calidad es aquella que me emociona, unas manos bonitas,
una expresión, una respiración …algo que te está regalando ese bailarín y que
te llega directo al corazón. Y gracias al trabajo de maestros como Mónica Tello,
como Nefershu , Jesús Custodio y un largo etc. Cada vez más se trabaja esa
danza de calidad.
Hay muchísimos artistas que me sorprenden y emocionan, entre ellos mis maestros,
 pero si tengo que destacar algo que me dejó sin palabras  es el video
del bailarín Guillaume Cote (ballet internacional de Canadà) “Lost in motion”.
Alucinante.
Descubrimientos de Extredanza
    El amor. Amor en los detalles, en el lugar, en las clases, en la comida, 
    entre compañeros, en escena, entre bambalinas,  en el aire...
    La aproximación a los más pequeños y los muchísimos valores que les aportan
     ¿en un mundo en el que solo hay ordenadores, Play Station etc? Conectar con
     el “suelo”, tocar, abrazar a los amigos, expresar con el cuerpo un montón 
    de cosas que quizás hablando no saben hacerlo…en fin…multitud de beneficios 
    para el desarrollo mental y corporal.
Un recibimiento único
Cuando llegamos a la finca donde se realizaba Extredanza, después de un viaje de
muchas horas,  y entramos al comedor de la finca mientras esperábamos a la
anfitriona…nos quedamos sin palabras. Había un montón de gente sentada en el sofá,
en las sillas, alrededor de la mesa…unos tocaban las palmas, otros tocaban el
 cajón flamenco, otro la guitarra… Nuestros ojos se abrieron redondos como platos
 y una sonrisa asomó en nuestra cara. Menudo recibimiento más auténtico y
especial. ¡Viva Extredanza!

No hay comentarios: