PRIMER PREMIO -GRUPO AVANZADO-SABADELL BALLA ORIENTAL

lunes, 30 de julio de 2012

¡ROGELIA!

Rogelia era una agraciada mujer de espectacular melena color fuego adornada con unos rizos que andaban desordenados a su antojo.

Cada día al despertar se miraba al espejo con ojos vivarachos y se repetía a si misma “buenos días mundo, a ver que sorpresas me tienes preparadas para el día de hoy”. Y es que Rogelia tenia un imán muy poderoso para atraer anécdotas a su existencia.

Esa mañana era distinta, se levantó con el corazón acelerado y no había forma humana de calmarlo y todo porque estaba pensando en el taxista de la noche anterior...tal vez si ella no hubiera sido tan tímida se hubiera atrevido a pedirle el teléfono o habría intercambiado más que palabras con ese bombón.

La noche anterior Rogelia había decidido ir de copas con unas amigas. Después de revolver todo el armario en busca de la prenda perfecta para salir y que parecía no llegar nunca, por fin encontró un vestido que le afinaba su dulce figura y encima potenciaba su belleza salvaje. El único inconveniente eran los zapatos de tacón que esperaban ansiosos salir de fiesta con su dueña, pues en contadas ocasiones salían a pasear!!! Pero ese día se volvieron lustrosos alegrándose de llevar a cuestas los perfectos aunque inexpertos andarines pies de princesa de Rogelia.

Como siempre iba con prisa a todos sitios y casi nunca tenía tiempo para dedicarle a sus uñas, se vio obligada a realizar un apaño con urgencia, así es que mientras con una mano secaba su melena rojiza, con la otra y haciendo alarde de una gran habilidad, pintaba sus uñas.

Pero las prisas son malas compañeras, y en su demostración de esas habilidades mujeriles de hacer 10 cosas a la vez, se fue dejando un poquito de color de uñas en cada acción que emprendía. Así pues, su pelo tenia motitas de color de laca de uñas, su vestido hizo asomo de librarse pero finalmente sucumbió al roce del color pegajoso de las uñas de su mano derecha, y su bolso italiano de imitación de dolce & gabanna se impregnó también de un delicioso color rosado.

Corriendo por el pasillo del edificio, pues como era habitual ¡llegaba tarde! Rogelia pulsó el botón del ascensor mientras intentaba infructuosamente limpiar la motita de color de su bolso. Sus manos ofrecían un aspecto pintoresco, con tanto color mezclado y revuelto “suerte que es de noche” pensó.

Andando como si estuviera en la alfombra roja de los oscars, pues la verdad es que era un fastidio andar con tacones, finalmente Rogelia llegó al pub “revolution”, lugar de encuentro de la juventud del lugar y de sus amigas.

Pasó una velada divertida, riendo y riendo sin parar e intentando dominar a sus rizos anárquicos cuando se le metían en la nariz mientras hablaba o bebía.

Tras unas horas de diversión y con gran cansancio en la planta de sus pies decidió irse a casa.

La escena fue de película, con su andar de artista de cine y algún que otro traspiés debido a los puñeteros tacones, Rogelia levantó su bien pintada mano para parar un taxi. La verdad es que paró el primero que pasó por allí, y de la misma emoción aceleró el paso y su tacón izquierdo quiso irse por su cuenta al quedarse totalmente colapsado en una alcantarilla. La reacción no se hizo esperar, Rogelia dio un traspiés y con el pie izquierdo pegado a la alcantarilla su cuerpo se inclinó hacia delante de golpe dándose un barbillazo contra el techo del coche del taxista.

Inmediatamente salió el conductor, un chico de unos 30 años, con cuerpo de gimnasio y sonrisa profident que no dudó en socorrer a esa peculiar joven de melena rojiza.

Rogelia totalmente sofocada y más roja que su pelo le dijo amablemente “no, si yo ya puedo” y cuando retrocedió para quitar el tacón de su viaje improvisado a los bajos fondos alcantarilleros del lugar ¡ras! se le descosió el vestido por la costura de sus posaderas y dio tal respingo vergonzoso que el zapato voló hacia la alcantarilla dejándola huérfana de un pie.

El amable conductor del taxi, aguantándose las tremendísimas ganas de reir, volvió a ofrecerse caballerosamente para ayudarla ¡antes de que hubiese una catástofre! , por lo visto estaba ante una de esas mujeres divertidas y anecdóticas.

Mientras el conductor la ayudaba a despedirse de su zapato, y la acompañaba al coche descalza, no pudo evitar oler su pelo, ese gracioso pelo rojo que andaba alborotado haciéndole cosquillas en su cara. ¡Que bien olía ese pelo!

Rogelia casi quedó sin palabras pues estaban escondidas dentro de su barriga totalmente avergonzadas por todo el espectáculo que acababa de ofrecer, sin embargo permaneció muy atenta mirando a través del retrovisor los ojos tan alucinantes que tenia ese amable y joven conductor.

El destino hizo que se quedaran sin gasolina y que tuvieran que andar una media hora hasta encontrar un surtidor donde llenar una garrafa que les sacara del apuro, pero la verdad es que estaban disfrutando como dos niños de esa situación tan peculiar en la que se encontraban, ella aguantándose con una mano el descosido de atrás y descalza, y él, aguantando como podía la presión que ejercían sus ganas de reír en sus entrañas.

Cuando Clodoveo, que así se llamaba el taxista, dejó en la portería del edificio a Rogelia, le dijo que “invitaba la casa” por todas las molestias ocasionadas, y que había sido un placer conocerla.

Rogelia de nuevo volvió a ponerse más roja que su pelo, y se despidió con su melena al viento y una amplia sonrisa colgate.

Había perdido un zapato, llevaba las uñas más desastrosas de su vida, pero sin embargo había vivido una de las noches más divertidas y especiales de su existencia.

Así que hoy, mientras se miraba al espejo, y le preguntaba a la vida que qué nuevas había para hoy, no podía dejar de reír pensando en ese taxista y en la noche anterior.

Se puso sus tejanos desgastados, esos favoritos que tanto trabajo tenían cada semana, su top rojo pasión y sus bambas victoria, y bajó cual cabra montesa saltando las escaleras hasta la calle.

Cuando se dispuso a cruzar el paso de peatones vio a un apuesto joven , con cuerpo de gimnasio, que la miraba sonriente, con un brazo cruzado en el pecho y el otro totalmente estirado cogiendo con la punta de los dedos un zapato que se movía a derecha e izquierda en una estampa retadora y encantadora.....

viernes, 20 de julio de 2012

contra la crisis...¡BAILEMOS!

En estos tiempos en los que toda la información que nos llega es sobre crisis, estafas, recortes y penas lo mejor que podemos hacer es bailar. Si, bailar!!!!! porque cuando bailamos liberamos “endorfinas” esas hormonas amigas que nos producen bienestar. La ansiedad disminuye y hasta llega a desaparecer, la mente y el cuerpo se liberan en una fiesta con la música y tomamos conciencia de quienes somos y de que somos capaces de parar el tiempo y el estrés diario y dedicarnos a disfrutar. No podemos aislarnos de los problemas, pero si podemos coger fuerza para afrontarlos, y un gran aliado es el BAILE.


Bailar nos pone guapos, mantiene la mente en forma, el cuerpo ágil y más inmune a las enfermedades y mantiene el corazón palpitante. Debería haber una asignatura obligatoria de por vida que fuera la danza y así no olvidaríamos que tenemos un cuerpo, que respiramos y que cuando bailamos nos llenamos de felicidad y encima ¡podemos compartirla!.

Cada día entiendo más a mi abuela, que era una bailonga inagotable, siempre guapa , siempre sonriendo y siempre bailando. Era un reflejo de felicidad, y ahora entiendo que el baile tenía mucho que ver en eso.

A lo mejor, si las personas que gobiernan el país bailaran más, otro gallo cantaría en España.

                                                                (Gemma Marti)


martes, 17 de julio de 2012

RELATO DE VERANO....

Amar se sentó en uno de los cojines que andaban desparramados despistadamente por el suelo en un intento de acoger las posaderas del público asistente. Eligió uno que le llamó mucho la atención, era redondo, de una tela de algodón espesa y bordado con hilo brillante de tonos lilas, azules ,turquesas y rosas, y un grosor apetitoso que invitaba a la comodidad. Así que apremiando el paso sin que se notara su elección para evitar que se lo quitaran, consiguió sentarse en su cojín favorito.


El entorno era fascinante, la arena blanca de la playa destellaba como un diamante con los últimos suspiros del día, el mar estaba en calma y ofrecía un azul intenso con aroma a sal, el horizonte abrazaba a un anaranjado sol que anhelaba quedarse para ver el espectáculo, las mujeres lucían sedas de vivos colores que resaltaban su piel aterciopelada y morena, grandes pendientes color cobre y oro y decenas de pulseras finitas embellecían los tobillos.
Amar llevaba una bellísima camisola blanca de raso , con toda la espalda descubierta y una falda de seda hindú, repleta de tonalidades verdes y amarillas y con un vuelo espectacular. Su larguísimo pelo suelto lucía alguna onda despistada que bailaba al son del viento y le daban un aire muy sensual. Parecía una princesa de las mil y una noches.


El aforo de cojines se fue llenando de mujeres y algún hombre despistado. Amar permanecía pensativa, contemplando el mar y ese escenario improvisado que tenia delante, un cuadrado en la arena hecho con antorchas de madera encendidas que rodeaban una grandísima alfombra persa roja y dorada perfumada de incienso.


El sol se perdió en el horizonte, y en ese instante dio comienzo el espectáculo.


                                          ----------------------------------

El sutil sonido de un qanún invadió ese rinconcito de playa, los asistentes giraron el torso para vislumbrar la entrada triunfante de una bella niña, de vivarachos ojos azules y melena recogida en una flor blanca, que lucía orgullosa un precioso vestido de gran vuelo que hacía bailar con gran facilidad al son de sus pequeños pasos. La niña agarraba un cesto en su regazo llenito de flores rojas y blancas que iba colocando con paciencia y esmero en el pelo de las mujeres. Mientras tanto, la música no dejaba de sonar, y poco a poco se enriquecía y animaba con la compañía de la darbuka y el nay.


Cuando Amar notó la flor en el pelo y el cariño con el que la niña se la había puesto, se levantó cogiendo las diminutas manos de la chiquilla , la miró fijamente a los ojos y le dio dos besos en sus coloradas mejillas tan sonoros que parecieron parte del espectáculo. Devolviéndole una grandísima sonrisa como agradecimiento, la niña continuó su actuación, sin perder ni una sola vez su elegante aunque infantil andar.

Amar se quedó embelesada mirando la flor blanca de la niña y empezó a recordar aquellos maravillosos años......


“....Buenos días a todos, hoy tenemos con nosotros a un nuevo alumno, espero que le ayudéis en su primer día en la escuela.- dijo la directora .


Kamil por favor, toma asiento al lado de aquella muchacha que lleva una rosa blanca en su pelo.



Amar llevaba un rato observando a Kamil, era un jovencito de unos 15 años, alto y espigado, de pelo negrísimo y ojos color miel. Cuando Amar escuchó a la directora su estómago bailó en un impulso de emoción, desde que había visto entrar a Kamil no hacía otra cosa que pensar en que ojala se sentara a su lado, y ¡lo iba a hacer!.

                                          -------------------------------

Kamil era alto y con un cuerpo perfectamente esculpido aún siendo muy delgado. Su mirada de ojos miel inundaba de misterio su aura y hacía que las personas mantuvieran un poco la distancia, pues su apariencia era seria y de pocos amigos, sin embargo Amar percibía una energía preciosa en él, y aunque estuvo a punto de dejarlo como algo imposible después de llevarse alguna que otra decepción en su intento de acercarse a él, no perdió la esperanza de que ese chico tan especial la dejara entrar en su vida.

Pasaron unos meses en los que apenas intercambiaron palabras pese a seguir sentados juntos en clase, hasta que un día de diciembre Amar decidió regalarle algo a Kamil. Amar era una enamorada del arte, en todas sus manifestaciones, amaba la pintura, la escultura, le apasionaba la danza, la poesía!!! Y decidió dedicarle una poesía a Kamil, ella creía que bajo esa coraza fría y seria había un hombre maravilloso.

Ese día de diciembre amaneció con algunas nubes en el cielo, aunque el sol esperaba paciente para hacer su aparición. Amar estaba en el jardín de la escuela, con un sobre en la mano y unos nervios juguetones que le recorrían todo el cuerpo. Ese día había cuidado su melena al máximo para que luciera radiante, y se vistió lo más bonita que supo pero disimulando su intención ¿por qué sentía esas cosas por un joven tan desapegado? No lo sabía, pero le daba lo mismo, pues ella en su interior, sabía que era alguien muy, muy especial.

Kamil salió con su andar perfecto y con la carpeta de clase en la mano ensimismado en sus cosas, cuando Kamil vió a Amar no pudo evitar dedicarle una amplia sonrisa, la primera sonrisa que dibujaba su cara en mucho tiempo. Amar creyó sucumbir a la hermosura de aquel ser que le sonreía tan sinceramente y durante unos segundos tuvo la tentación de salir corriendo de allí por si alguien se daba cuenta de que estaba totalmente hipnotizada por aquel joven delgado de ojos miel y sonrisa impresionante.....pero aguantó con gran valentía el momento y se acercó a él.


.....”hola Kamil!!! Verás...esto..jajajajajjaa....pensarás que estoy loca pero es que me encanta escribir poesía y he pensado que quizás te gustaría tener una dedicada a ti...así es que me permití escribirte una. Espero que te guste. Hasta luego!!!!! “


Kamil se quedó petrificado en el jardín, viendo alejarse a esa muchacha peculiar y no pudo evitar dibujar de nuevo una gran sonrisa en su rostro.......

                                        ---------------------------

Mientras veía alejarse a Amar, Kamil se percató de que sus labios sonreían, esa chica le provocaba una revolución interior que hacía mucho tiempo que no sentía.


Y fue en ese instante cuando el sol que andaba escondido detrás de las nubes esperando turno para salir hizo su aparición majestuosamente envolviendo con sus rayos todo cuanto encontraba, y en ese instante Kamil puso su mano derecha en el corazón en un intento de parar la emoción que andaba jugando en su interior.

Poco a poco Kamil fue confiando en Amar, en esa muchacha de ojos grandes y mirada sincera y que tanta alegría le proporcionaba.

Amar no sabía por qué tenia esas sensaciones con Kamil, e incluso muchas veces estuvo a punto de abandonar su empeño en que fueran amigos cuando sufría en ocasiones los desplantes de Kamil, pero ella creía en él, su instinto le decía que no se fuera de su lado, que Kamil la necesitaba aún con esa fachada de duro que a veces derrochaban sus palabras.

Fueron dos almas unidas largo tiempo, y llegó un día en el que los pensamientos más interiores de Amar se confirmaron....Kamil desapareció, se fue, siguió otro camino, dejó de compartir la visión de Amar y se embarcó en nuevos retos. Amar nunca se lo dijo, pero ella lo sabía, sabía que tanta felicidad le sería arrebatada, era demasiado grande y especial para ser verdad.

Amar se despidió imaginariamente de Kamil en un mágico lugar que ellos conocían, un lugar color tierra y rojizo, con agua cristalina y árboles de un verde intenso maravilloso, con jazmin y azahar mezclándose con las partículas del viento y con una rosa blanca en el pelo. Dio gracias al universo por haberle dado la oportunidad de caminar un tiempo con su otro yo, con su otra alma, dio gracias por haber conocido en vida lo que se sentía y lloró.

Y aquí se encontraba ella, en esta maravillosa playa viendo alejarse a esa niña de ensueño que le había puesto con una delicadeza propia de un hada esa rosa blanca en el pelo.

Amar dejo de recordar y una lágrima hermosa la sorprendió bajando por su mejilla , dejó que la lágrima siguiera su camino y parecía que se movía sinuosa al son del nay que sonaba tímido, las antorchas del pasillo improvisado empezaron a dar una tenue luz que iluminaba los rostros de todos los allí presentes....y justo en ese instante un violín hizo su aparición, tocando una música triste pero muy bonita, el corazón de Amar empezó a latir con más prisa, su instinto despertaba a pasos agigantados...esa música....esa música....le recordaba algo o a alguien....las cosquillas juguetonas que la invadieron aquel día en la escuela cuando era jovencita, volvieron a aparecer, eran las mismas cosquillas!!!! Tenia miedo, ilusión, esperanza, amor, todo se le juntó en cuanto oyó las primeras notas del violín, como un genio encerrado en una lámpara, sus sentimientos se desbocaron, y en un alarde de valentía, giró su torso para mirar el pasillo en la arena y se quedó totalmente inmóvil al ver la figura de un hermoso hombre alto y espigado, de mirada color miel y sonrisa pacificadora....era Kamil....que recorrió mil caminos distintos en su vida para finalmente llegar al mismo camino que Amar. Al fin, la vida, les daba una oportunidad.

FIN





domingo, 8 de julio de 2012

STAR LAB fin de semana de muchas actividades en Julio!!!

El 13, 14 y 15 de Julio tendrás la oportunidad de vivir un intenso fin de semana bailongo en el evento STAR LAB 2012.  Actividades, cena de bienvenida, gala de estrellas...un sinfin de talleres y actividades para disfrutar antes de las vacaciones de verano! Os dejo un "link" con toda la información.



http://nefershu.wordpress.com/labs-stars/

martes, 3 de julio de 2012

A mis queridas compañeras de Khawala

Preciosas mías....muchísimas gracias por la cantidad de mensajes de cariño y sinceridad que estoy recibiendo. Quiero deciros que me acuerdo del primer dia que pisé la escuela, hace ya unos años, yo me sentía un poco rara pues era la primera vez en mucho tiempo que hacía clase sin mis "dakini", y entré en clase un poco "cagada". La primera persona que recuerdo es Angeles, y su comentario cuando yo enredé mi velo con el suyo "¡robavelos!" con una gracia y desparpajo que me alegró el corazón.


Día tras día os conocí a todas, y no podría decir cual de vosotras es más bonita. Sois unas mujeres increíbles, nunca he sentido ningún otro sentimiento que no fuera apoyo, cariño, ilusión, amistad , esfuerzo, superación.....hemos vivido muchas cosas chicas.

La vida, no se por qué, este año me está llevando por muchos cambios, no los busco, suceden sin más, pero os aseguro que en estos cambios vosotras estáis en mi vida, porque es imposible borrar de mi corazón todo lo que hemos compartido y vivido.

No quiero que estéis tristes, pues nosotras nos caracterizamos por la ALEGRIA que transmitimos al bailar, por la ILUSION que transmitimos al mundo, así que no me habléis de lágrimas, habladme de sonrisas, de esas sonrisas que seguiremos compartiendo cuando nos veamos, porque aunque me voy, no voy a desaparecer, porque sois amigas, amigas sinceras, bonitas y las más especiales del universo.

MUCHISIMAS GRACIAS A TODAS.

OS QUIERO MUCHISIMO.